Skip to content

Inicio Actividades Publicaciones Niños en trabajos peligrosos
Niños en trabajos peligrosos PDF Imprimir E-mail

Erradiquemos el trabajo infantil Preguntas y respuestas ¡ Atención ! Niños en trabajos peligrosos

¿Qué es el Día mundial contra el trabajo infantil?
Iniciado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en 2002, el Día mundial contra el trabajo infantil centra la atención en la magnitud del trabajo infantil a nivel mundial y los esfuerzos necesarios para eliminarlo. El 12 de junio de cada año, el Día mundial reúne a los gobiernos nacionales, organizaciones de empleadores, sindicatos, la sociedad civil y a millones de niños y adultos de todo el mundo con el propósito de hacer hincapié en el flagelo del trabajo infantil y propugnar el cambio.

¿Por qué el tema de este año es sobre los niños en trabajos peligrosos?
Los Estados Miembros de la OIT han establecido la meta de eliminar las peores formas de trabajo infantil para 2016. Teniendo en cuenta que la abrumadora mayoría de las peores formas de trabajo infantil suponen trabajos peligrosos, la lucha contra el trabajo infantil peligroso puede acercarnos a nuestra meta.

¿Qué se entiende por trabajo infantil peligroso?
Se trata del trabajo que por su naturaleza es probable que dañe la salud, la seguridad o la moralidad de los niños. Ciertas industrias o formas de trabajo conllevan riesgos particulares, pero toda forma de trabajo infantil puede entrañar peligros que podrían perjudicar al niño. Los niños pueden estar directamente expuestos a peligros de trabajo evidentes, como en el uso de herramientas cortantes y de sustancias químicas peligrosas. Otros peligros para los niños trabajadores pueden ser menos aparentes, tales como el riesgo de abusos o de problemas causados por excesivas horas de trabajo.

¿Cuántos niños están implicados en este tipo de trabajo y en qué sectores?
La OIT estima que de los 215 millones de niños en situación de trabajo infantil del mundo, 115 millones están involucrados en trabajos peligrosos, de los cuales 41 millones son niñas y 74 millones son niños. Cincuenta y tres millones de niños tienen de 5 a 14 años de edad y 62 millones de 15 a 17 años. Además, se observa con preocupación un incremento del número de niños, de 15 a 17 años de edad, en trabajos peligrosos. La más alta concentración de trabajo infantil peligroso se registra en la agricultura (59 por ciento), seguida por un 30 por ciento en el sector de servicios (por ejemplo, en el trabajo doméstico y el trabajo callejero) y un 11 por ciento en la industria (por ejemplo, en los pequeños talleres, la minería, la construcción).

¿Cuáles son algunos de los peligros específicos para los niños en estos sectores?
  • En la agricultura, los niños están expuestos a pesticidas o fertilizantes tóxicos, cuchillas y herramientas peligrosas, cargas pesadas, o pueden sufrir ataques o mordeduras de animales o insectos (por ejemplo, de mosquitos que trasmiten el paludismo y otras enfermedades).
  • En la minería, los niños están expuestos al uso de sustancias químicas peligrosas, a riesgos de derrumbes de minas y, en algunos casos, a trabajar con explosivos.
  • En la construcción, los niños están expuestos a trabajar en grandes alturas, a levantar cargas pesadas, y a riesgos de lesiones causadas por el uso o contacto con maquinaria peligrosa.
  • En la manufactura, los niños están expuestos al uso de solventes tóxicos, a realizar tareas repetitivas en posiciones dolorosas y a riesgos de lesiones con herramientas cortantes.
  • En el trabajo doméstico, los niños podrían ser víctimas de distintas formas de abuso, estar expuestos a largas horas de trabajo y a vivir en condiciones de aislamiento lejos de sus familias y pares.
  • En la recolección de basura o de residuos, los niños están expuestos a riesgos de infección por exposición a sustancias químicas y residuos tóxicos.
¿Cuál es el impacto del trabajo peligroso en los niños?
El trabajo peligroso puede tener consecuencias inmediatas y a largo plazo sobre los niños. Entre otras, lesiones (por ejemplo, heridas provocadas por cuchillas), discapacidad (por ejemplo, extremidades trituradas por máquinas) e incluso la muerte (por ejemplo, tras envenenamiento por pesticidas). Los niños y adolescentes son particularmente vulnerables a los efectos del trabajo peligroso debido a que están en pleno desarrollo físico y mental. La exposición de los niños a sustancias químicas o al estrés físico también puede ser perjudicial para su desarrollo saludable y adecuado.
Puede que algunos de los impactos físicos o psicológicos del trabajo peligroso no sean evidentes de inmediato, y que sólo empiecen a aparecer en una etapa ulterior de sus vidas.

¿Existe un listado internacional de trabajos peligrosos para los niños?
La Convención sobre los Derechos del Niño de las Naciones Unidas (CDN) establece el derecho del niño a estar protegido contra la explotación económica, incluyendo el trabajo que podría ser peligroso (artículo 32). Las principales normas de la OIT sobre el trabajo infantil, que complementan la CDN, son el Convenio núm. 138 sobre la edad mínima de admisión al empleo y el Convenio núm. 182 sobre las peores formas de trabajo infantil, así como sus respectivas Recomendaciones núm. 146 y núm. 190. Estas normas de la OIT obligan a los gobiernos, en consulta con las organizaciones de empleadores y trabajadores, a determinar los tipos de trabajo que se consideran “peligrosos” en el contexto nacional y a prohibir tales trabajos para los niños. La Recomendación núm. 190 de la OIT sugiere varios elementos que han de tenerse en cuenta a la hora de elaborar el listado nacional de trabajos peligrosos: por ejemplo, los trabajos que se
realizan bajo tierra, con maquinaria peligrosa, en un medio insalubre, con horarios prolongados o nocturnos. Uno de los objetivos del Día mundial es garantizar que todos los países elaboren su propio listado de trabajos peligrosos y que, por consiguiente, cuenten con una base sólida sobre la cual puedan tomar acciones.

¿Cuáles son las medidas fundamentales que deben tomarse para luchar contra el trabajo infantil peligroso?
El problema del trabajo peligroso forma parte del problema más amplio del trabajo infantil. Los gobiernos deben garantizar la educación de los niños que se encuentran por debajo de la edad mínima de admisión al empleo, y que los niños en edad legal de admisión al empleo trabajen en condiciones de seguridad. En consecuencia, con el fin de luchar de forma eficaz contra el trabajo infantil, los gobiernos deben garantizar a los niños el acceso a una educación gratuita de calidad al menos hasta la edad mínima de admisión al empleo. También es necesario tomar medidas para combatir la pobreza que engendra el trabajo infantil mediante el fomento de la protección social, garantizando el trabajo decente para los adultos y velando por el cumplimiento de las leyes contra el trabajo infantil.
En relación con la cuestión específica del trabajo peligroso, según la experiencia de la OIT, la estrategia más eficaz es una combinación de varios tipos de acciones. Ello exige:
  • Determinar o revisar el listado de trabajos peligrosos tras consulta con las organizaciones de empleadores y sindicatos.
  • Mejorar la recopilación de datos sobre los accidentes de trabajo y enfermedades ocupacionales, incluyendo un análisis por sexo y edad de los niños involucrados.
  • Sensibilizar tanto a los adultos como a los niños con el fin de que reconozcan los peligros.
  • Formular políticas y actualizar las reglamentaciones para proteger a los niños.
  • Promover el cumplimiento efectivo de la ley a través de servicios integrados de inspección del trabajo en consonancia con otros actores.
  • Trabajar con los representantes de los trabajadores y las organizaciones de empleadores para contribuir a garantizar la seguridad en el trabajo para todos.
¿Cómo está ayudando la OIT a los niños trabajadores del mundo entero?
La OIT, mediante su Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (IPEC), colabora con los gobiernos e interlocutores sociales para establecer marcos jurídicos y formular políticas en consonancia con los Convenios de la OIT sobre el trabajo infantil, y fortalecer las capacidades nacionales con el fin de eliminar el trabajo infantil. La OIT también colabora a nivel local para ayudar a los niños en situación de trabajo infantil y a las comunidades. Esta acción implica prestar apoyo a los interlocutores que buscan proteger a los niños contra el trabajo infantil y formular estrategias de prevención del trabajo infantil. Una prioridad en estos programas es prestar atención a la situación de los niños y adolescentes en trabajos peligrosos, así como también a la situación especial de las niñas. Los programas de la OIT ayudan a los niños pobres a acceder a la educación y, en el caso de los adolescentes, les permiten obtener una formación
profesional y oportunidades de trabajo decente. El objetivo final es dar a los niños la oportunidad de un futuro más prometedor.
Descargar este archivo (atencion-ninios-en-trabajos-peligrosos-recurso-para-maestros.pdf)Recurso para Maestros[Recurso para Maestros]1433 Kb
Descargar este archivo (atencion-ninios-en-trabajos-peligrosos.pdf)Documento[¡Atención! Niños en trabajos peligrosos]403 Kb
 
Programa IPEC Américas Boletín Encuentros
Tenemos 53 invitados conectado
Cantidad de Visitas en Artículos : 217125
OIT

UNICEF

INN
MTSS
INAU
Camara de Comercio

CIU
PIT-CNT
ANONG
ASU
Mides
MSP
Ministerio del Interior
MEC
ANEP
El Día Mundial contra el Trabajo Infantil, fue consagrado por la Organización Internacional del Trabajo en el año 2002.
El pasado 12 de junio  se introdujo en el calendario escolar para permitir que en cada centro se discuta sobre la temática.

Top

Ceti Uruguay

Dirección:
Secretaría Administrativa del CETI
25 de Mayo 737, Entrepiso
CP 11000 - Montevideo - Uruguay
Teléfono: Teléfonos:
(+598) 29 00 77 48
Interno: 123 y 124
Fax (+598) 29 01 79 49

Email: secretaria@cetiuruguay.org