Skip to content

Inicio
12 de junio Día mundial contra el trabajo infantil PDF Imprimir E-mail
12 de junio Día mundial contra el trabajo infantil

¿Qué es el día mundial contra el trabajo infantil?

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) lanzó el Día mundial contra el trabajo infantil en 2002 para concentrar la atención en la magnitud global del trabajo infantil y en las medidas para erradicarlo.

El 12 de junio de cada año, el Día mundial aúna a gobiernos, organizaciones de empleadores y de trabajadores, representantes de la sociedad civil y muchos otros actores como escuelas y medios de comunicación en la campaña contra el trabajo infantil. Millones de personas, de todas partes del mundo, convergen durante esa jornada para recordarnos el padecimiento de los niños trabajadores y lo que podemos hacer para combatir el trabajo infantil.

¿Por qué el tema del Día mundial de este año se centra en la situación particular de las niñas?

En todos los rincones del mundo, un número importante de niñas que debería asistir a la escuela se encuentra, sin embargo, trabajando, y con frecuencia en una de las peores formas de trabajo infantil. A menudo, este trabajo suele mantenerse oculto, exponiendo a las niñas a peligros particulares. Muchas de estas niñas sobrellevan una doble carga: salir a trabajar y ayudar en las tareas domésticas familiares. En ocasiones, la dificultad y la naturaleza de estas tareas exigen demasiado, restringiendo severamente la capacidad de las niñas de ir a la escuela. El convenio núm. 182 sobre la eliminación de las peores formas de trabajo infantil de la OIT hace mención explícita de la situación particular de las niñas.

¿Cuántas niñas están involucradas en el trabajo infantil?

Las estimaciones más recientes de la OIT sugieren que de los 218 millones de niños trabajadores en todo el mundo, 100 millones son niñas. Más de la mitad de ellas, o sea 58 millones, están expuestas a un trabajo peligroso.

¿Qué tipos de tareas desempeñan las niñas?

En su mayoría las niñas se ocupan en una variedad de tareas similares a las que desempeñan los niños. Gran parte del trabajo de las niñas tiene lugar en la agricultura, casi un 70 por ciento. Un número consecuente de niñas se dedica también al trabajo doméstico, sector al que relativamente ingresan pocos niños. Muchas niñas trabajan también en pequeños talleres de producción o en otros servicios, tales como la venta callejera y en puestos de mercados.

¿Cuáles son las formas de trabajo más peligrosas para las niñas?

Algunas de las peores formas de trabajo infantil son predominantemente femeninas, en particular la utilización de niñas en la prostitución o la pornografía. La atención internacional se está concentrando cada vez más en la trata de niñas y jóvenes con fines de explotación en la prostitución y en otras de las peores formas de trabajo infantil. Las niñas también son víctimas del trabajo en régimen de servidumbre y de prácticas análogas a la esclavitud. Pueden estar expuestas a violencias y abusos, los cuales son riesgos concretos que ocurren con frecuencia en el trabajo doméstico.

¿Cuántas niñas no están escolarizadas y cuáles son las consecuencias?

Los datos internacionales más recientes en materia de matriculación escolar demuestran que 75 millones de niños en edad de educación primaria no están inscritos en ninguna escuela. En la educación secundaria, el promedio global de asistencia es de apenas un 46 por ciento para los niños y de un 43 por ciento para las niñas. En ciertos países, sin embargo, la diferencia entre las tasas de escolarización de niños y niñas es inclusive superior. Una de las consecuencias de esta falta de equidad en el acceso a la educación es que, en cifras mundiales, hay 96 millones de mujeres jóvenes analfabetas en comparación con 57 millones de hombres jóvenes en la misma condición.

¿Cuáles son las principales barreras a la educación de las niñas?

Algunas barreras a la educación son las mismas tanto para las niñas como para los niños: los costos relativos a la educación, la escasa calidad de la enseñanza y en que las familias dependan del trabajo de sus hijos para complementar el sustento familiar. Sin embargo, las niñas suelen soportar dificultades adicionales: el trayecto hacia la escuela puede crearles problemas de seguridad; las escuelas pueden carecer de las instalaciones sanitarias necesarias; las costumbres tradicionales pueden no valorar la educación de las niñas; y, más alarmante aún, en algunos países se organizan campañas contra la educación de las niñas.

¿Es rentable escolarizar a las niñas?

Invertir en la educación de las niñas es una decisión económicamente rentable. Los estudios han demostrado que educar a las niñas constituye una de las medidas más eficaces para luchar contra la pobreza. Las niñas con educación tienen mayor probabilidad de percibir salarios más altos en su vida adulta, de tener menos hijos, y de que éstos sean más sanos, y de ejercer un mayor poder de decisión en el hogar. Es también más probable que se esfuercen por educar a sus propios hijos, contribuyendo así a erradicar el trabajo infantil en el futuro. Por tanto, eliminar el trabajo infantil de las niñas y promover su derecho a la educación son elementos importantes de las estrategias más globales para promover el desarrollo.

¿Qué más se puede hacer?

La educación es vital, pero no puede por si sola resolver el problema del trabajo infantil. Reducir la pobreza familiar ofreciendo redes de seguridad social a las familias pobres, aplicar leyes en materia de trabajo y de educación, y proporcionar a los adultos posibilidades de trabajo y salario decentes contribuirá a erradicar el trabajo infantil, así como también el dar prioridad a la lucha contra la desigualdad de género y contra cualquier otro tipo de discriminación que marginaliza a las niñas.

¿Cómo puede la OIT ayudar a las niñas trabajadoras?

La OIT colabora con los gobiernos e interlocutores sociales, a diferentes niveles, para crear marcos jurídicos que correspondan a los Convenios de la Organización en materia de trabajo infantil, así como para fortalecer las capacidades nacionales en la lucha contra el trabajo infantil.

Asimismo, la OIT trabaja a nivel local para ayudar a los niños trabajadores y a sus comunidades. Ello implica apoyar a los socios que intentan prevenir a los niños del trabajo infantil y elaborar estrategias para impedir que ingresen en el mundo laboral. Prestar atención a la situación particular de las niñas es una de las prioridades de estos programas. Los socios del IPEC han contribuido a retirar a las niñas de una serie de sectores y de muchas de las peores formas de trabajo infantil. A muchos de estos niños se les asiste para que accedan a la educación, mientras que a los más mayores se les brinda una formación profesional que pueda ponerlos en el buen camino hacia un futuro mejor. La OIT y sus socios colaboran asimismo con otros organismos de las Naciones Unidas para garantizar que las niñas benefician efectivamente de de los proyectos y estrategias más globales de promoción del desarrollo.

Por más información visite: www.ilo.org/ipec

'OIT: La eliminación del trabajo infantil: Un objetivo a nuestro alcance. Informe global sobre el seguimiento a la Declaración de la OIT relativa a los Principios Fundamentales en el Trabajo. Ginebra, 2006.'

Última actualización el Sábado, 21 de Noviembre de 2009 14:15
 
Boletín Encuentros
Tenemos 26 invitados conectado
Cantidad de Visitas en Artículos : 166240
OIT

UNICEF

INN
MTSS
INAU
Camara de Comercio

CIU
PIT-CNT
ANONG
ASU
Mides
MSP
Ministerio del Interior
MEC
ANEP
El Día Mundial contra el Trabajo Infantil, fue consagrado por la Organización Internacional del Trabajo en el año 2002.
El pasado 12 de junio  se introdujo en el calendario escolar para permitir que en cada centro se discuta sobre la temática.

Top

Ceti Uruguay

Dirección:
Secretaría Administrativa del CETI
25 de Mayo 737, Entrepiso
CP 11000 - Montevideo - Uruguay
Teléfono: Teléfonos:
(+598) 29 00 77 48
Interno: 123 y 124
Fax (+598) 29 01 79 49

Email: secretaria@cetiuruguay.org