Skip to content

El concepto de Trabajo Infantil refiere a aquellas actividades económicas y, o modos de supervivencia, remuneradas o no, llevada a cabo por niños, niñas y adolescentes menores de 18 años.
Inicio Normativa Estudios & Análisis Hurgadores y Clasificadores
Hurgadores y Clasificadores PDF Imprimir Correo
Ninios Urgadores y Clasificadores
Reflexiones acerca del Trabajo Infantil en la característica de Hurgadores y Clasificadores
Uruguay ratificó los Convenios Internacionales número 138 y 182 de la Organización Internacional del Trabajo por medio del cual asumió el compromiso internacional de no permitir el trabajo infantil por debajo de los 15 años, y por encima de esa edad se debe tener una autorización especial.
En el 2005 el CETI, que está integrado por representantes de los ministerio de Trabajo, Salud, Educación, Desarrollo Social, INAU, ANEP, PIT CNT, Cámara de Comercio y Cámara de Industrias del Uruguay, la ANONG y la Red de Infancia de Niñez y Adolescencia de los Sectores Populares, elaboró una lista de trabajos peligrosos la cual fue presentada oficialmente el 12 de junio del 2006 (Resolución 1012/006 del Directorio de INAU, con fecha 29 de mayo de 2006) en la cual se encuentra la recolección y clasificación de residuos por atentar contra la salud y seguridad de los niños y niñas. IPEC/OIT, UNICEF y el Instituto Interamericano del Niño, la niña y el Adolescente participan como asesores del Comité.
El 6 de marzo de 2008, el Comité Nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil convocó a conformar con las distintas instituciones involucradas una mesa de trabajo con el fin de tratar el tema que afecta a niños, niñas y adolescentes hurgadores y recolectores y articular posibles respuestas. 
Luego de convocar a los distintos actores con responsabilidad en el tema, a fin de habilitar un espacio de discusión y posibles soluciones al problema y como respuesta, surge la propuesta de crear una subcomisión integrada por el MTSS, INAU, MEC, PIT–CNT, MIDES, ANONG e IMM la cual analizó la situación de los niños, niñas y adolescentes que trabajan específicamente como hurgadores y recolectores elaborando un Informe Final con recomendaciones para la prevención y erradicación del Trabajo Infantil en todas las etapas de recolección y clasificación de residuos.Acompañó todas las etapas del proceso los distintos medios de comunicación masiva del país.

De estas instancias se contó con la participación de:
  • Representantes del CETI
  • El expresidente del INAU
  • El director del Programa INFAMILIA del MIDES
  • El director general de Desarrollo Ambiental de la Intendencia Municipal de Montevideo
  • El director de Limpieza de la IMM
  • La directora de Acondicionamiento Urbano de la IMM
  • Representantes del PIT CNT
  • Un representante de la CIU
  • La Directora de la Inspección Laboral del INAU
  • El Director de INFAMILIA
  • El Director de Políticas Sociales del MIDES
  • El Director del Programa Uruguay Clasifica del MIDES
  • Representantes de ANONG
  • Entre otros
Resumen del Documento
"Recomendaciones para la prevención y erradicación del trabajo infantil en todas las etapas de la recolección y clasificación de residuos en Uruguay"

El 24 de julio del mismo año se presentó públicamente las recomendaciones para la eliminación del trabajo de niños, niñas y adolescentes en todas las etapas de la recolección y clasificación de residuos.
Las recomendaciones forman parte del informe final elaborado por la subcomisión creada.

Lugar desde el cual partimos
El fenómeno de la recolección y clasificación de residuos en Uruguay constituye desde hace ya décadas una alternativa de generación de ingresos para miles de familias, siendo una estrategia de sobre vivencia en la que participan niños, niñas y adolescentes.En el informe realizado por el Programa Uruguay Clasifica[1] del MIDES, se presenta claramente esta realidad: “uno de los aspectos que requiere una urgente intervención lo constituye el hecho de que, al tratarse de una actividad en la que –habitualmente-participa toda la familia, se ven involucrados un número muy importante de niños, niñas y adolescentes. Esta se considera una de las peores formas de trabajo infantil presentes en el país, a la vez que aporta a consolidar el ciclo de reproducción de la pobreza con la transmisión del “saber hacer” de padres a hijos (encontrándose familias con hasta cuatro generaciones clasificadoras)”.

Este escenario social determina importantes niveles de vulneración de los derechos y explotación de estos niños, niñas y adolescentes, al ser expuestos constantemente a factores de riesgo físicos (inhalaciones tóxicas, quemaduras, mutilaciones, afecciones bronco pulmonares, reacciones alérgicas, problemas dermatológicos, enfermedades infecto – contagiosas); de exclusión social (alejamiento de los espacios de socialización y desarrollo, tales como los centros educativos y contextos comunitarios) y psico sociales (la propia condición de recolectores y clasificadores imprime en estos niños, niñas y adolescentes un fuerte estigma, signado por lo que significa “vivir de la basura, de los desechos de otros”.

Síntesis de recomendaciones y propuestas
El documento de recomendaciones fue organizado en torno a una serie de ejes considerados claves para abordar la problemática y pensar posibles estrategias para su superación.

Uno de estos ejes tiene que ver con la necesidad de una adecuada articulación institucional, para lo cual se propone la creación de un espacio de coordinación de acciones que permita un abordaje integral para prevenir y erradicar el Trabajo Infantil en la recolección y clasificación de residuos.Otro eje de propuestas supone la realización de un relevamiento exhaustivo y periódico de las familias que desarrollan este tipo de trabajo, así como la promoción de investigaciones que permitan la caracterización y conocimiento del sector.Como dijimos anteriormente, la recolección y clasificación de residuos constituye una estrategia familiar para la subsistencia, por lo que el problema específico del Trabajo Infantil requiere necesariamente un abordaje familiar. En ese sentido, las recomendaciones que se consignan en el documento se basan en esa premisa, constituyéndose un tercer eje que implica el apoyo integral a las familias.

Dicho apoyo incluye
  1. Establecer mecanismos y fondos para realizar transferencias económicas con la condición de que sus hijos/as menores de 18 años estén integrados al sistema educativo y no trabajen;
  2. Facilitar el acceso de las mismas a recursos básicos (documentación, planes de vivienda, etc.)
  3. Incluirlas en un proceso de intervención psico-social que habilite la transformación de patrones culturales. Asimismo, en un cuarto punto se proponen apoyos específicos en el área laboral para las familias clasificadoras, tales como programas de micro crédito y emprendimientos productivos, de reconversión y capacitación laboral, asesoramiento técnico, etc.
Seguidamente se proponen dispositivos que promuevan el acceso, la permanencia y el buen aprovechamiento de los servicios de educación y salud. En ese sentido, se sugieren acciones que van desde el apoyo directo a los niños, niñas y adolescentes para el ejercicio de sus derechos, hasta soportes (capacitación, acompañamiento, asesoramiento) para educadores, docentes, médicos, promotores de salud y otros operadores, en su trabajo con esta población y en la definición de protocolos de actuación. Las sugerencias para el trabajo con residuos sólidos urbanos son un punto central en el documento, aunque construido desde un espacio de tensión en la medida que incluye propuestas generales para un mejor tratamiento de la recolección y clasificación de residuos (promover la creación de circuitos limpios, reglamentar la separación de origen, controlar la cadena de intermediación comercial, erradicar vertederos ilegales, etc.) y propuestas específicas para hacer frente al Trabajo Infantil en esta rama de actividad (prohibición absoluta para el ingreso de niños, niñas y adolescentes en vertederos, desarrollo de sistemas de etiquetado social con incentivos económicos para las familias que no incluyan trabajo infantil, etc.)

Por último, se hace consideración a que la subcomisión cree que todas las acciones sugeridas deben estar enmarcadas en una fuerte campaña de sensibilización sobre el problema y peligrosidad que supone para niños, niñas y adolescentes el trabajo de recolección y clasificación de residuos. Surge del libro sobre “EL ESTUDIO DE LAS CARACTERÍSTICAS DE LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES TRABAJADORES Y SUS FAMILIAS – MODALIDADES DE TRABAJO INFANTIL Y PEORES FORMAS, PERFIL SOCIOECONÓMICO Y CULTURAL DE LAS FAMILIAS” [2] , cuando se entrevistaron y reportaron lo que hacían según estudios del Magíster José Fernández en trabajo de CIESU, manifestaron que era una forma de supervivencia y la establecen como grupal, así un niño de 11 años que trabaja en esta tarea junto a sus padres así lo expresa: Junto papel, aluminio, cartón, ahora sólo con mi madre, que también a veces me acompaña a las viviendas. Antes iba hasta Pocitos con mi padre pero se nos rompió el carro y mi madre no puede caminar mucho por el embarazo yo siempre ayudo (dice con gran énfasis) En los casos más extremos, la naturalización del trabajo de los niños es total. Se trata de familias que preservan un sistema de valores tradicional, orientando exclusivamente a la supervivencia y las propias madres asienten que no les gusta pero a medida que se van acostumbrando les gusta.

De este estudio se pueden realizar 3 enfoques de la percepción del Trabajo Infantil
  1. Quienes ven al trabajo infantil como un problema pero lo justifican como mecanismo para la superación del estado de indigencia.
  2. Quienes se preocupan por algunas formas específicas o consecuencias del trabajo pero admiten que sus hijos trabajen en ciertas condiciones.
  3. Los que aceptan e incluso promueven el trabajo infantil como una obligación para el sustento familiar o del entorno.
Es evidente que la diferencia entre los casos es notoria pero en todos ellos se observa casos de trabajo infantil como trabajo, con la periodicidad y con las consecuencias horarias de fatiga y compromiso que ello implica.

Este tipo de trabajo denota un desfortalecimiento del niño como niño de su descanso, de su tiempo para el estudio y para el juego, y en el caso específico de niños y niñas clasificadoras y hurgadoras, el riesgo al contacto con lo tóxico, el peligro que implica toda la tarea en sí y por tanto el realizar en edades no permitidas una de las peores formas de trabajo infantil.
El tema del trabajo peligroso no permitido antes de cumplidos los 18 años, además de presentarse en todas las formas que establece el listado, específicamente en lo relativo a los hurgadores y clasificadores significa además del riesgo que implica un fuerte rechazo social, dado que los demás niños y niñas que lo rodean o si tuviese oportunidad de concurrir a un centro educativo, lo rechazan e incluso rechazan su forma de vida, de relacionarse y hasta el olor de su ropa.

Esto conlleva a un problema social que se acrecienta a medida que el niño o niña toma conciencia de su situación de exclusión.

Es sabido que con el avance de la tecnología y del mundo en general cada vez más necesitamos adquirir conocimientos más cabales y completos para poder desarrollarnos en la vida, un niño o niña que además de no poder adquirirlos por no tener oportunidades válidas como otras de acceder a ellos se contacta continuamente con la basura y los desperdicios de todo tipo influye negativamente en el sentimiento que los demás pueden tener por él y además de dañar su físico daña irreparablemente su psiquis creando un círculo de baja autoestima que se puede manifestar de muchas maneras hasta con la violencia.

[1] Tirando del Carro. Clasificadoras y clasificadores: viviendo de la basura o trabajando con residuos. Programa Uruguay Clasifica. 2006. Ministerio de Desarrollo Social
[2] CETI – INFAMILIA – OIT – COOPERACIÓN ESPAÑOLA – CIESU - 2006
 
-
Programa IPEC Américas Boletín Encuentros
Tenemos 43 invitados conectado(s)
Mostrar el contenido por clics : 301337
12 Junio 2010

8 Diciembre 2010 - Décimo Aniversario CETI
10º Aniversario Comité Nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil
Creado por Decreto del Poder Ejecutivo Nº 637/00
10º Aniversario Comité Nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil
Creado por Decreto del Poder Ejecutivo Nº 637/00
Descargar este archivo (CETI 2010.doc) Creación de CETI
OIT

UNICEF

INN
MTSS
INAU
Camara de Comercio

CIU
PIT-CNT
ANONG
ASU
Mides
MSP
Ministerio del Interior
MEC
ANEP
El Día Mundial contra el Trabajo Infantil, fue consagrado por la Organización Internacional del Trabajo en el año 2002.
El pasado 12 de junio  se introdujo en el calendario escolar para permitir que en cada centro se discuta sobre la temática.

Top

Ceti Uruguay

Dirección:
Secretaría Administrativa del CETI
25 de Mayo 737, Entrepiso
CP 11000 - Montevideo - Uruguay
Teléfono: Teléfonos:
(+598) 29 00 77 48
Interno: 123 y 124
Fax (+598) 29 01 79 49

Email: secretaria@cetiuruguay.org