Skip to content

Inicio Normativa Recomendaciones Recomendación 190
Recomendación 190 PDF Imprimir Correo

RECOMENDACIÓN Nº 190 DE LA OIT

Las disposiciones de la presente Recomendación complementan las del Convenio sobre las peores formas de trabajo infantil, 1999 (en adelante denominado «el Convenio»), y deberían aplicarse conjuntamente con las mismas.
I - Programas de acción.
  1. Los programas de acción mencionados en el artículo 6 del Convenio deberían elaborarse y ponerse en práctica con carácter de urgencia, en consulta con las instituciones gubernamentales competentes y las organizaciones de empleadores y de trabajadores, tomando en consideración las opiniones de los niños directamente afectados por las peores formas de trabajo infantil, de sus familias y, cuando proceda, de otros grupos interesados en la consecución de los fines del Convenio y de la presente Recomendación. Los objetivos de dichos programas deberían ser, entre otros:
    1. Identificar y denunciar las peores formas de trabajo infantil.
    2. Impedir la ocupación de niños en las peores formas de trabajo infantil o librarlos de ellas, protegerlos contra las represalias y garantizar su rehabilitación e inserción social con medidas que permitan atender a sus necesidades educativas, físicas y psicológicas.
    3. Prestar especial atención:
      1. A los niños más pequeños.
      2. A las niñas.
      3. Al problema del trabajo oculto, en el que las niñas están particularmente expuestas a riesgos.
      4. A otros grupos de niños que sean particularmente vulnerables o tengan necesidades específicas.
    4. Identificar las comunidades en que haya niños particularmente expuestos a riesgos, y entrar en contacto directo y trabajar con ellas.
    5. Informar, sensibilizar y movilizar a la opinión pública y a los grupos interesados, incluidos los niños y sus familiares.
II - Trabajo peligroso.
  1. Al determinar y localizar dónde se practican los tipos de trabajo a que se refiere el artículo 3, D) del Convenio, debería tomarse en consideración, entre otras cosas:
    1. Los trabajos en que el niño queda expuesto a abusos de orden físico, psicológico o sexual.
    2. Los trabajos que se realizan bajo tierra, bajo el agua, en alturas peligrosas o en espacios cerrados.
    3. Los trabajos que se realizan con maquinaria, equipos y herramientas peligrosos, o que conllevan la manipulación o el transporte manual de cargas pesadas.
    4. Los trabajos realizados en un medio insalubre en el que los niños estén expuestos, por ejemplo, a sustancias, agentes o procesos peligrosos, o bien a temperaturas o niveles de ruido o de vibraciones que sean perjudiciales para la salud.
    5. Los trabajos que implican condiciones especialmente difíciles, como los horarios prolongados o nocturnos, o los trabajos que retienen injustificadamente al niño en los locales del empleador.
  2. Por lo que respecta a los tipos de trabajo a que se hace referencia en el apartado d) del artículo 3 del Convenio y el párrafo 3 de la presente Recomendación, la legislación nacional o la autoridad competente, previa consulta con las organizaciones de empleadores y de trabajadores interesadas, podrán autorizar el empleo o el trabajo a partir de la edad de 16 años, siempre que queden plenamente garantizadas la salud, la seguridad y la moralidad de esos niños, y que éstos hayan recibido instrucción o formación profesional adecuada y específica en la rama de actividad correspondiente.
III - Aplicación.
    1. Se deberían recopilar y mantener actualizados datos estadísticos e información detallada sobre la naturaleza y el alcance del trabajo infantil, de modo que sirvan de base para determinar las prioridades de la acción nacional dirigida a la abolición del trabajo infantil, y en particular a la prohibición y la eliminación de sus peores formas con carácter de urgencia.
    2. En la medida de lo posible, la información y los datos estadísticos antes mencionados deberían incluir datos desglosados por sexo, grupo de edad, ocupación, rama de actividad económica, situación en el empleo, asistencia a la escuela y ubicación geográfica. Debería tenerse en cuenta la importancia de un sistema eficaz de registro de nacimientos, que comprenda la expedición de certificados de nacimiento.
    3. Se deberían recopilar y mantener actualizados los datos pertinentes en materia de violación de las disposiciones nacionales sobre la prohibición y la eliminación de las peores formas de trabajo infantil.
  1. La compilación y el análisis de la información y los datos a que se refiere el párrafo 5 anterior deberían llevarse a cabo sin menoscabo del derecho a la intimidad.
  2. La información recopilada con arreglo a lo dispuesto en el párrafo 5 anterior debería comunicarse periódicamente a la Oficina Internacional del Trabajo.
  3. Los Miembros, previa consulta con las organizaciones de empleadores y de trabajadores, deberían establecer o designar mecanismos nacionales apropiados para vigilar la aplicación de las disposiciones nacionales sobre la prohibición y la eliminación de las peores formas de trabajo infantil.
  4. Los Miembros deberían velar por que las autoridades competentes a quienes incumba la responsabilidad de aplicar las disposiciones nacionales sobre la prohibición y la eliminación de las peores formas de trabajo infantil colaboren entre sí y coordinen sus actividades.
  5. La legislación nacional o la autoridad competente deberían determinar a quién o quiénes se atribuirá la responsabilidad en caso de incumplimiento de las disposiciones nacionales sobre la prohibición y la eliminación de las peores formas de trabajo infantil.
  6. Los Miembros deberían colaborar, en la medida en que sea compatible con la legislación nacional, en los esfuerzos internacionales encaminados a prohibir y eliminar las peores formas de trabajo infantil con carácter de urgencia, mediante:
    1. La recopilación y el intercambio de información relativa a actos delictivos, incluidos aquellos que impliquen a redes internacionales.
    2. La búsqueda y el procesamiento de quienes se encuentren involucrados en la venta y el tráfico de niños, o en la utilización, el reclutamiento o la oferta de niños para la realización de actividades ilícitas, la prostitución, la producción de pornografía o actuaciones pornográficas.
    3. El registro de los datos de los autores de tales delitos.
  7. Los Miembros deberían tomar disposiciones a fin de que se consideren actos delictivos las peores formas de trabajo infantil que se indican a continuación:
    1. Todas las formas de esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, como la venta y el tráfico de niños, la servidumbre por deudas y la condición de siervo, y el trabajo forzoso u obligatorio, incluido el reclutamiento forzoso u obligatorio de niños para utilizarlos en conflictos armados.
    2. La utilización, el reclutamiento o la oferta de niños para la prostitución, la producción de pornografía o actuaciones pornográficas.
    3. La utilización, el reclutamiento o la oferta de niños para la realización de actividades ilícitas, en particular para la producción y el tráfico de estupefacientes, tal como se definen en los tratados internacionales pertinentes, o para la realización de actividades que supongan el porte o el uso ilegales de armas de fuego u otras armas.
  8. Los Miembros deberían velar por que se impongan sanciones, incluso de carácter penal, cuando proceda, en caso de violación de las disposiciones nacionales sobre la prohibición y la eliminación de cualquiera de los tipos de trabajo a que se refiere el artículo 3, d) del Convenio.
  9. Cuando proceda, los Miembros también deberían establecer con carácter de urgencia otras medidas penales, civiles o administrativas para garantizar la aplicación efectiva de las disposiciones nacionales sobre la prohibición y la eliminación de las peores formas de trabajo infantil, tales como la supervisión especial de las empresas que hayan utilizado las peores formas de trabajo infantil y, en los casos de violación reiterada, la revocación temporal o permanente de las licencias para operar.
  10. Entre otras medidas encaminadas a la prohibición y la eliminación de las peores formas de trabajo infantil podrían incluirse las siguientes:
    1. Informar, sensibilizar y movilizar al público en general y, en particular, a los dirigentes políticos nacionales y locales, los parlamentarios y las autoridades judiciales.
    2. Hacer partícipes a las organizaciones de empleadores y de trabajadores y a las sociaciones civiles, y capacitarlas al respecto.
    3. Impartir formación adecuada a los funcionarios públicos competentes, en especial a los inspectores y los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, así como a otros profesionales pertinentes.
    4. Permitir a todo Miembro que procese en su territorio a sus nacionales que infrinjan las disposiciones nacionales sobre la prohibición y la eliminación inmediata de las peores formas de trabajo infantil, aun cuando dichas infracciones se hayan cometido fuera de su territorio.
    5. Simplificar los procedimientos judiciales y administrativos, y velar por que sean adecuados y rápidos.
    6. Alentar el desarrollo de políticas empresariales encaminadas a promover los fines del Convenio.
    7. Registrar y difundir las prácticas idóneas en materia de eliminación del trabajo infantil.
    8. Difundir, en los idiomas o dialectos que corresponda, las disposiciones jurídicas o de otra índole sobre el trabajo infantil.
    9. Prever procedimientos de queja especiales, tomar medidas para proteger contra la discriminación y las represalias a quienes denuncien legítimamente toda violación de las disposiciones del Convenio, crear servicios telefónicos de asistencia y establecer centros de contacto o designar mediadores.
    10. Adoptar medidas apropiadas para mejorar la infraestructura educativa y la capacitación de maestros que atiendan las necesidades de los niños y de las niñas.
    11. En la medida de lo posible, tener en cuenta en los programas de acción nacionales la necesidad de:
      1. Promover el empleo y la capacitación profesional para los padres y adultos de las familias de los niños que trabajan en las condiciones referidas en el Convenio.
      2. Sensibilizar a los padres sobre el problema de los niños que trabajan en esas condiciones.
  11. Una mayor cooperación y/o asistencia internacional entre los Miembros destinada a prohibir y eliminar efectivamente las peores formas de trabajo infantil debería complementar los esfuerzos nacionales y podría, según proceda, desarrollarse y hacerse efectiva en consulta con las organizaciones de empleadores y de trabajadores. Esa cooperación y/o asistencia internacional debería incluir:
    1. La movilización de recursos para los programas nacionales o internacionales.
    2. La asistencia jurídica mutua.
    3. La asistencia técnica, incluido el intercambio de información.
    4. El apoyo al desarrollo económico y social, los programas de erradicación de la pobreza y la educación universal.
Última actualización en Domingo, 07 de Junio de 2009 19:20
 
-
Programa IPEC Américas Boletín Encuentros
Tenemos 65 invitados conectado(s)
Mostrar el contenido por clics : 318675
12 Junio 2010

8 Diciembre 2010 - Décimo Aniversario CETI
10º Aniversario Comité Nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil
Creado por Decreto del Poder Ejecutivo Nº 637/00
10º Aniversario Comité Nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil
Creado por Decreto del Poder Ejecutivo Nº 637/00
Descargar este archivo (CETI 2010.doc) Creación de CETI
OIT

UNICEF

INN
MTSS
INAU
Camara de Comercio

CIU
PIT-CNT
ANONG
ASU
Mides
MSP
Ministerio del Interior
MEC
ANEP
El Día Mundial contra el Trabajo Infantil, fue consagrado por la Organización Internacional del Trabajo en el año 2002.
El pasado 12 de junio  se introdujo en el calendario escolar para permitir que en cada centro se discuta sobre la temática.

Top

Últimas Publicaciones

Ceti Uruguay

Dirección:
Secretaría Administrativa del CETI
25 de Mayo 737, Entrepiso
CP 11000 - Montevideo - Uruguay
Teléfono: Teléfonos:
(+598) 29 00 77 48
Interno: 123 y 124
Fax (+598) 29 01 79 49

Email: secretaria@cetiuruguay.org